Galletitas integrales de manzana y limón

Esta es una de las primeras recetas que hice luego de que Mamá Luchetti hiciera un curso de cocina naturista y jamás volviera a agarrar sus apuntes, mucho menos a cocinar algo aprendido allí. Estas galletitas son tan simples que es difícil que no salgan bien (en especial porque nunca conocí su sabor original) y te sacan de un apuro en una tarde de domingo de esas que nos tientan a colgarnos de la cortina del baño. Ok, tampoco es que sean re diver o super exquisitas, pero son sanas, fáciles de hacer y no demasiado dulces… Ahora Raquel Frambuesa, que sigue negándose a ser mi Juanita, les pasa todo lo que se necesita…

Ingredientes:

Harina integral (1 y 1/3 taza)

Manzanas (2 grandes o 3 chicas)

Aceite (3 cucharadas)

Pasas de uva sin semilla (1/2 taza)

Sal 

Extracto de vainilla (2 cucharadas)

Ralladura de limón

Moscato/Oporto/Marsala/Agua (1/2 taza)

Semillas de amapola (opcional)

Cacharros:

Bowl

Rallador

Cuchara

Cucharita

Cuchillo

Taza (300 ml)

Espátula

Manos limpias

Mi taza es aproximadamente de 300 ml, así que utilizan una taza y un tercio más aproximadamente y vuelcan la harina integral (sin tamizar, no se gasten, ¡es domingo!) en un bowl grande y agregan una pizca de sal. Luego con un rallador hacen lo suyo con las tres manzanas pequeñas o con las dos grandes, depende lo que consiguieron. La receta original pedía manzanas rojas y se rallaban con la cáscara. Pero a mí las rojas no me gustan, así que siempre utilizo las verdes; no me importa que sean más ácidas. Y como Raquel de costado niega con la cabeza, me obliga a pelarlas antes de pasarlas por el rallador. Y sí, ve tú a saber con qué químicos rociaron las manzanas antes de venderlas, así que mejor descartar la cáscara.

Una vez ralladas las agregan a la harina, y luego rallan un limón, algo que me dijeron que tampoco es demasiado sano si no conocen la procedencia de la fruta, pero es que  en la actualidad se complica no morirnos mientras comemos cosas compradas y de dudoso origen. La otra opción es comprar la ralladura que venden en dietéticas o supermercados y ¡chau! Pero les aseguro que yo siempre lo rallo y sigo acá martirizando a Raquel. Para l@s que jamás rallaron un limón, es solo la parte amarilla, no rallen lo blanco, porque eso es amargo y feo feo…

Luego de lanzar la ralladura en el bowl, complementan la mezcla con 3 cucharadas de aceite (cualquiera mientras no sea de oliva) y 2 cucharadas de extracto de vainilla. Intentan mezclar y que se incorpore la harina a la manzana. Sí, cuesta. Sí, quedan grumos. Sí, parece un mazacote. Pero van bien…

Ahhh, sí, Raquel, no me retes, me olvidé. Antes de todo esto. Unas horas antes por lo menos, deben colocar pasas de uva (negras o rubias, mientras sean sin semillas) en una taza (hasta la mitad) e hidratarlas con agua. Mejor que el agua, moscato, oporto o marsala. Pero si no tienen o no gustan del alcohol, con agua sale igual. Luego de unas horas cuando se pongan a hacer esta receta, las pasas de uva ya estarán hidratadas. Las cuelan y es lo último que agregan al bowl. Sigan mezclando hasta que todo se integre y listo.

Luego van armando las galles en una fuente para horno enmantecada o con rocío vegetal o si tienen una de esas bases de silicona para galletitas, mucho mejor, así no se pegan. Pueden hacer lo que sigue con las manos, pero si son como yo y no les gusta ensuciarse, con dos cucharas va bien. Van agarrando un poco de mezcla con una cuchara y la bajan con la otra, aplastándola contra la fuente. No importa la forma y no importa el tamaño. Como les guste. Si tienen y lo desean, se pueden colocar algunas semillitas de amapola por encima. A mí me gusta así. Fuente al horno precalentado a temperatura media. Por lo menos durante 30 minutos. Sí, van a parecer crudas, pero si la base comienza a dorarse ya están listas. Igual pruébenlas… yo nunca sé cuándo están así que antes de apagar el horno termino comiéndome como 10…

By @Debora_dora

… y Raquel Frambuesa

 

 

One thought on “Galletitas integrales de manzana y limón

Comments are closed.