Pepas integrales de membrillo

Las pepas son unas de mis galletitas favoritas a la hora de comprar algo para comer con el mate, por eso decidí probar hacerlas no solo caseras, sino además hacerlas integrarles, y les digo que no resultó nada mal. No es que la harina integral no “engorde”, como piensan much@s, es simplemente que se digiere de manera más rápida y otorga más saciedad. Así que no hagan competencia con sus amig@s de quién se clava más pepas integrales, porque no da…

Yo quiero probar con algún otro dulce, pero Raquel Frambuesa no me deja y prefiere que las siga haciendo con membrillo. Alguna vez la voy a convencer (o tendré que doparla), y las haré diferentes, pero por ahora van con dulce de membrillo, que a mí me encanta y espero que a ustedes también.

Ingredientes:

Harina integral (250 g)

Azúcar integral tipo mascabo (70 g)

Azúcar negra (30 g)

Manteca fría (125 g)

Membrillo (150 g)

Polvo para hornear (1 cucharadita)

Extracto de vainilla (1 cucharada)

1 huevo entero y 2 yemas

Ralladura de medio limón

Ron (2 cucharadas)

.

Cacharros:

Bowls

Cornet o espátula

Cuchara

Cucharita

Asadera

Papel film

¡Manos a la obra! Mezclamos la cucharita de polvo para hornear con la harina. Suelo hacerlo en un bowl separado (porque me creo que estoy en un programa de cocina de Utilísima), pero pueden hacer todo junto, no me hagan tanto caso. En otro bowl coloco la manteca fría y con el cornet o espátula (o lo que tengan a mano), voy rompiéndola. Agrego la azúcar integral, que si no les gusta pueden usar azúcar blanca o rubia, y la azúcar negra (que es un agregado que vengo probando, y que me gusta cómo queda), la ralladura de medio limón (un poquito más un poquito menos), y el extracto de vainilla. Van integrando todo y luego suman de a poco las 2 yemas previamente batidas con  el huevo entero.

Raquel me dice que les diga que yo ya a esa mezcla le agregue un poquito de harina. Es cierto, así después no se la echo todo de golpe. Voy metiendo de a poco y trabajando la mezcla con el cornet hasta que finalmente está todo integrado. Cuando ya está casi unido, meto las manos. Solo en ese momento, porque seamos sinceras: no soy una gran fan de ensuciarme las manitos y siempre tengo la suerte que justo en ese momento suena el teléfono o me tocan el timbre los Testigos de Jehová. Lucky me!

Sigo integrando y cuando esta masa blanduzca se despega del bowl, echo un poco de harina sobre la mesada y allí termino de amasar. No hay que estar tres horas manoseándola, porque es toda pegajosa y además no hace falta, pero la idea es que sí esté toda integrada.

Cuando veo que ya está, Raquel me alcanza el papel film, que seguro ya tiene medido y cortado, envuelvo y de ahí unos 30 minutos a la heladera. No, no se vayan a hacer un maratón de Gossip Girl, mientras tanto vayan precalentando el horno y enmantecando y enharinando la asadera, o echándole un poco de rocío vegetal, o busquen esa lámina de silicona que se suele comprar en los cotillones. ¡Es genial!

Ya que están, en un bowl pequeño pueden ir cortando en trozos el membrillo (si es que como yo lo consiguen en panes). La última vez que hice estas pepas, le agregué dos cucharadas de ron que tengo en casa; eso ayuda a que se ablande.

Raquel me avisa que deje de hablar que ya pasó el tiempo. Así que saco la masa de la heladera, abro el film y hago varios rollos, tipo chorizos. Van cortando las que serán las galletitas. El tamaño depende de cómo les guste. Yo las hago medianas, pero como podrán ver en las fotos, no todas son iguales, como le gustaría a Raquel. ¿Qué se le va a hacer? Es mejor que no sean muy grandes, porque al hornearlas crecen, así que pueden ser un tamaño chico tirando a mediano.

Las acomodan para que queden medio aplastadas y redondas. Cuando ya está toda la masa cortada, con el dedo pulgar aprietan el medio de cada pepa. Allí es donde tendrán que ir colocando el dulce, previamente hecho puré con un tenedor, así no les quedan los trozos enteros una vez cocinadas.

¿Ya está? Al horno. En 180 grados (se los digo, porque me compré un termómetro especial, así que ahora sé cuál es la temperatura exacta, y además porque quiero alardear sobre mi compra) con unos 25 minutos saldrán perfectas. Esperen que se enfríen un poco, luego de pasarlas a una rejilla, porque si no se rompen.

Yo les digo que son un éxito, en especial con el mate. Raquel les contaría, pero justo tiene la boca llena…

By @Debora_dora

… y Raquel Frabuesa 

 

4 thoughts on “Pepas integrales de membrillo

Comments are closed.