Pepas integrales de membrillo

Las pepas son unas de mis galletitas favoritas a la hora de comprar algo para comer con el mate, por eso decidí probar hacerlas no solo caseras, sino además hacerlas integrarles, y les digo que no resultó nada mal. No es que la harina integral no “engorde”, como piensan much@s, es simplemente que se digiere de manera más rápida y otorga más saciedad. Así que no hagan competencia con sus amig@s de quién se clava más pepas integrales, porque no da…

Yo quiero probar con algún otro dulce, pero Raquel Frambuesa no me deja y prefiere que las siga haciendo con membrillo. Alguna vez la voy a convencer (o tendré que doparla), y las haré diferentes, pero por ahora van con dulce de membrillo, que a mí me encanta y espero que a ustedes también.

Continue reading »

Galletitas integrales de manzana y limón

Esta es una de las primeras recetas que hice luego de que Mamá Luchetti hiciera un curso de cocina naturista y jamás volviera a agarrar sus apuntes, mucho menos a cocinar algo aprendido allí. Estas galletitas son tan simples que es difícil que no salgan bien (en especial porque nunca conocí su sabor original) y te sacan de un apuro en una tarde de domingo de esas que nos tientan a colgarnos de la cortina del baño. Ok, tampoco es que sean re diver o super exquisitas, pero son sanas, fáciles de hacer y no demasiado dulces… Ahora Raquel Frambuesa, que sigue negándose a ser mi Juanita, les pasa todo lo que se necesita…

Continue reading »

Muffins de arandanos

 

Vamos a dejar las cosas en claro. No, gente, los muffins no son una forma cool y hipster de llamar a las magdalenas. Ni una forma rebelde de no caer en la moda de los cupcakes. Los muffins, las magdalenas y los cupcakes tienen alguna que otra similitud, pero son distintos y varían los ingredientes que se utilizan. Cada cosa por su nombre…

Las famosas magdalenas de Prust son francesas, dulces y suelen tener gusto a limón, aunque después en algunos lugares las vayan modificando. Son esponjosas, a diferencia de los muffins, que son tan ingleses como Elizabeth, y que se baten poco, lo que hace que la masa sea más compacta. Los muffins son los únicos que al parecer también pueden ser salados, como demuestro con mis muffins de atún (cuya receta ya compartiré). El cupcake es un invento estadounidense, y como digno yanqui es empalagoso y estrafalario. En forma quizás sea más similar al honguito del muffin, pero la diferencia básica es que se suele rellenar con cosas muuuuy dulces y cubrir con cremas más dulces aún, y encima de todo decorar con chirimbolos coloridos. O sea… Cupcake, más gay no podías ser, ¿no?

Continue reading »